Deshidratación de lodos

Los fangos que se generan en los tratamientos de vertidos y en algunos suministros constituyen el problema asociado siempre con la depuración. Para darles salida es conveniente su reducción de volumen, dados los costes de transporte y gestión. Esto puede llevarse a cabo de muchas formas. La industria suele disponer de poco espacio, por lo que se suele recurrir a máquinas que no generen molestias de olores.
            
En Hidrolab contamos con:​

Filtros-prensa

Consiste en una batería de placas huecas por el interior de ambas caras, fabricadas en plástico resistente (polipropileno) que se mantienen unidas y son guiadas mediante un sistema normalmente hidráulico. Estas placas tienen comunicación entre sí por el interior en el centro. Cada placa está forrada por ambos lados con telas filtrantes. Por tanto, entre placa y placa queda una cámara hueca que se rellena de lodos durante el ciclo de filtrado, mediante su alimentación a presión a través de una bomba neumática, normalmente.

Cuando la presión alcanza un valor consigna programado, ya no es posible una compactación mayor apreciable, y entonces se abre la batería de placas, por desplazamiento lateral del cilindro hidráulico, dejando caer las tortas formadas entre placa y placa (lodo deshidratado del 30 y hasta del 40 % de materia seca).

Filtro de banda de papel

Sistema de filtrado para casos de muy pequeñas producciones de lodo, de funcionamiento automático, con distintos tamaños de paso de poros filtrantes.

Otras soluciones

En Hidrolab le ofrecemos además otros equipos eventualmente necesarios para completar los tratamientos de aguas como desbaste, separadores de grasas, etc.​